10 Enfermedades Incurables ocasionadas en oficina

07 de Agosto del 2018

Cuando se habla de enfermedades producidas en oficina, generalmente se relaciona a malestares por posturas incorrectas o alimentación poco nutritiva. Sin embargo, existen nuevas enfermedades sin cura que en la actualidad se pueden observar frecuentemente en las empresas y están asociadas al estrés, cansancio y uso de tecnología. En el siguiente ebook, mencionaremos 10 enfermedades incurables y otras tratables en la oficina.

1- El Asma

Trastorno crónico que se produce en los pulmones y que inflama las vías respiratorias provocando disnea, sibilancias, tos, opresión en el pecho. Puede llegar a ser tan grave que ponga en peligro la vida del paciente. Puede darse a cualquier edad, pero la mitad de los casos suelen aparecer antes de los 10 años, y su origen se encuentra en la susceptibilidad a los alérgenos.

Según los estudios más recientes en torno a la enfermedad, existe lo que se conoce como “asma alérgica” de la que el 1% de la población menor de 18 años que la padece suponen el 10% de menores que sufren asma.

Pero ¿Cómo las oficinas impulsan el desarrollo del asma? Pues, esto depende básicamente de la oficina y las condiciones ambientales de trabajo. Si las oficinas utilizan un sistema de aire acondicionado, y no se le realiza el mantenimiento necesario, la acumulación del polvo puede generar la aparición del asma.

 2- Síndrome de oficinista

Según la Organización Internacional del Trabajo, el “síndrome de la oficina enferma” afecta a uno de cada cuatro trabajadores de oficina. Los afectados pueden ser personas sanas que empiezan a padecer estos síntomas, o personas con enfermedades previamente diagnosticadas con males como las alérgicas que empeoran con el tiempo. Esto afecta a su productividad y es motivo de los mayores motivos del ausentismo en el trabajo.

Los culpables de afectar nuestra salud laboral suelen ser los revestimientos sintéticos, alfombras plagadas de ácaros, iluminación deficiente o incorrecta y por supuesto un sistema de ventilación deficiente en la oficina.

Un 77% de los trabajadores que realizan trabajos administrativos o de oficina tiene trastornos musculo-esqueléticos, según la Encuesta Nacional de Condiciones de Trabajo realizada por el Instituto Nacional de Seguridad e Higiene en el Trabajo en 2011. “Cuando pasamos mucho tiempo sentados sin levantarnos (más de 4 horas de la jornada), la contracción muscular mantenida ocasiona la compresión continua de los vasos sanguíneos provocando que el músculo no reciba el aporte de oxígeno y glucosa necesarios, lo que dificulta la eliminación de residuos celulares y provoca un nivel de fatiga que obliga a interrumpir la tarea”, detalla María José Sevilla, técnico del Instituto Sindical de Trabajo, Ambiente y Salud, fundación de CCOO, y especialista en ergonomía. “Por cada 40 o 50 minutos en posición sentada, al menos 10 minutos debería realizarse alguna otra tarea de pie o caminando”, añade.

3-   Estrés laboral:

El estrés en la o­ficina puede ser atribuido a muchas causas, desde la precariedad en el trabajo hasta la mala organización de las labores y rutinas. Por eso, según la encuesta realizada por la Organización Mundial de la Salud, representa la principal

causa de ausentismo laboral, a­rmando que los trabajadores a nivel mundial pierden de 1 a 4 días de trabajo al año por causa del estrés. La falta crónica de sueño suele favorecer el desarrollo de depresión y ansiedad, según el doctor Juan Pareja Grande, responsable de la Unidad del Sueño del Hospital Universitario Quirónsalud Madrid.

 

4- El estrés causa cáncer

Este ha representado una gran descubriendo para la medicina, cientí­cos chinos y estadounidenses han demostrado por primera vez la existencia de una relación directa entre el cáncer y el estrés.

Según la investigación publicada en la revista Científi­ca Nature. El estudio fue realizado en moscas de la fruta, que comparten los genes y secuencias biológicas implicadas en los procesos cancerígenos de los seres humanos. El experimento reveló, que las células afectadas por el estrés pueden emitir señales que provocan la generación de tumores en las células sanas vecinas.

Para ser precios, los investigadores se centraron en la actividad de dos genes mutantes: el RasV12, que se relaciona con un 30 por ciento de los casos de cáncer, y el gen supresor de los tumores Scrib-, que cuando se presenta de manera defectuosa propicia el desarrollo de tumores malignos.

Según Tian Xu, profesor de la Escuela de Medicina de la Universidad de Connecticut en Estado Unidos, esto representa una mala noticia “hay una gran variedad de condiciones que pueden desencadenar el estrés físico y emocional, así como las infecciones y las in‑amaciones. Lo que nos hace cada vez más vulnerables al cáncer”

5-   El Resfriado Común

Esta es una infección viral que comienza en las vías respiratorias altas y que puede extenderse a las inferiores. Además, afecta también a los ojos y al oído medio. Existen más de 100 agentes causantes del resfriado común, pero el Rinovirus es el más frecuente.

Es por eso que por más que se trate el resfriado común siempre se sufrirá de esta enfermedad con el paso del tiempo. Las vacunas y antigripales si bien contribuyen a la regulación del virus, por sus mutaciones es muy difícil de erradicar.

6-   Diabetes

La diabetes es un trastorno de la capacidad del cuerpo para producir o controlar la insulina y, por tanto, de la de mantener los correctos niveles de azúcar en la sangre.

Existen dos tipos:

– La diabetes tipo I, que surge generalmente en la infancia y que es autoinmune, es decir, que el propio cuerpo produce anticuerpos que destruyen la insulina. Es por eso que han de inyectársela a diario.

– La diabetes tipo II, que suele desarrollarse después de los 40 años y que es consecuencia o bien de la genética o bien de la obesidad. Los que la padecen pueden controlar los niveles de glucosa con una buena dieta y el ejercicio adecuado.

Pero ¿cómo puede la diabetes surgir de la oficina? Pues, podemos evidenciar que una de las causas principales de la diabetes tipo II es la obesidad. Cada año son más los casos de obesidad en el mundo, principalmente por la mala alimentación llevada por el ritmo de vida agitada de la oficina

Enfermedades comunes en la o­ficina

 Dorsalgia/ Lumbalgia:

Las enfermedades en la espalda son los problemas más comunes entre los jóvenes trabajadores entre los 20 y 30 años. Según estadísticas o­ciales de la Organización Mundial de la Salud el 60% de los latinoamericanos han sufrido de lumbalgia o dorsalgia, con un porcentaje de reincidencia del 44%. Esto lo convierte en la enfermedad laboral más costosa en la actualidad.

Fatiga Crónica O Gripe Del Yuppie

Este mal también es conocido como Gripe del Yuppie porque hace muchos años en los Estados Unidos, un grupo de jóvenes empresarios emergentes se les denominaba yuppies y tenían solo como meta generar mayor rentabilidad, razón por la cual trabajaban constantemente sin cesar perjudicando su salud.

La causa exacta de la fatiga crónica se desconoce, pero se relaciona con la baja producción de hormonas cerebrales que es generada por el estrés y presión en oficina. Trabajar bajo presión es bueno porque permite un estado de alerta al trabajador, pero cuando la presión es muy exigente, esta llega a desgastar mentalmente al personal.

Obesidad:

 Esta es una enfermedad que frecuentemente se observa en personas que trabajan en o­ficina y se origina generalmente por el consumo de comida rápida en el trabajo. Permanecer sentado por mucho tiempo produce ansiedad, y lo más práctico de consumir son productos envasados con alto contenido en grasa o azúcar.

Comentarios

Este artículo del blog no tiene comentarios.

Agrega tu comentario

TU COMENTARIO ES MUY IMPORTANTE: