6 enfermedades peligrosas causas por el estrés laboral que afectan tu estética

31 de Agosto del 2018

Muchas veces hemos hablado sobre como el estrés afecta nuestro cuerpo y salud, pero ¿cómo se refleja el estrés en nuestra estítica? ¿Calvicie? ¿Enfermedades en la piel? Pues te mostraremos las: 6 enfermedades más peligrosas causadas por el estrés laboral que afectan tu estética.

¿Qué es el estrés laboral y como se produce?

Según los estudios realizados por la Asociación Americana de Psicología, las fuentes más comunes de estrés laboral son los sueldos bajos, la sobrecarga laboral, ambientes laborales poco productivos, las pocas oportunidades de crecimiento, entre muchos otros factores.

Uno de los principales retos al combatir el estrés, es detectarlo pronto. Los expertos explican que los jóvenes-adultos trabajadores tienen tendencia a acostumbrarse al estrés y no detectar los daños que les causa hasta que ya es tarde.

 

En la mayoría de los casos, el horario de trabajo domina la rutina diaria, todo durante el día está planificado en antes, durante y después de trabajar. Si realmente se quiere reducir en el estrés laboral es necesario organizar los tres aspectos.

1-    Alopecia por entres (Perdida del cabello)

La ciencia a relacionado la pérdida del cabello con distintos factores, como una alimentación desbalanceada, falta de hierro e incluso ciclos hormonales, sin embargo, la causa con mayor tasa de crecimiento en los últimos años ha sido la alopecia por estrés o ansiedad. Esta no es más que la pérdida del cabello en una o varias zonas del cuero cabelludo como consecuencia de un estado de estrés o ansiedad.

La causa más común en la actualidad es sin duda el estrés laboral o aquel que se produce dentro de la oficina. Cuando la alopecia por estrés hace su aparición, la caída del cabello es muy pronunciada, incluso pudiendo llegar a desaparecer prácticamente todo el pelo si la crisis dura varios meses. Afortunadamente, una vez que se supera la situación traumática y es resuelto el problema de ansiedad, el pelo vuelve a crecer con la misma vitalidad que tenía antes del episodio estresante.

Conoce: 9 Maneras de Eliminar el estrés laboral comprobadas por la ciencia

2-   Eccema en la piel

Un eccema se produce cuando la barrera protectora externa de la piel ha sido dañada y surge una inflamación. Hay varios factores que afectan el desarrollo de eccema: factores hereditarios, las alergias y la forma en que hemos tratado nuestra piel y en algunos casos el estrés laboral. Hay muchos tipos diferentes de eccema, pero un factor común de todos es que la superficie de la piel está enrojecida y se produce picazón. El eccema es comúnmente conocido como dermatitis atópica. Este eccema es más común en brazos, rodillas y en la ingle.

Si sufrimos estrés durante un periodo de tiempo demasiado largo es fácil que nuestra piel reaccione produciendo tanto sarpullido como prurito. La erupción por estrés es más frecuente en la cara o la garganta.

3-    Urticaria

La urticaria afecta, aproximadamente, al 1 por ciento de la población. Está considerada como “la cenicienta de las enfermedades cutáneas”, según muchos especialistas, y entre sus muchos efectos psicosociales figuran la ansiedad, la depresión, la soledad, la incomprensión y principalmente el estrés laboral.

La urticaria es un proceso eruptivo de la piel, caracterizado por la aparición de ronchas o pápulas que producen un picor similar al del roce de una ortiga. En ocasiones además los síntomas pueden ir acompañados de dolores abdominales, diarrea o dificultades respiratorias, aunque sólo en los casos de urticaria más severa.

4-   Acné por estrés

Someternos a altos y largos periodos de estrés puede derivar en distintas erupciones en nuestra piel como granos o incluso acné.

El acné se produce por la acumulación de grasa en los poros haciendo que éstos se obstruyan. Generalmente, el acné es habitual durante la adolescencia ya que sufrimos un gran cambio hormonal que hace que las glándulas sebáceas de nuestro cuerpo produzcan más sebo y los poros se taponen.

Cuando nos enfrentamos a distintas situaciones que nos resultan estresantes y ante los cuales actuamos con nerviosismo, nuestras glándulas sudoríparas y sebáceas se activan produciendo grandes cantidades de sebo y sudor respectivamente.

De esta forma y según nuestro tipo de piel, los poros tendrán más facilidad para obstruirse haciendo que aparezcan los granos.

Cuando estamos estresados, liberamos cortisol, también conocido como la hormona del estrés y ello hace que, si no lo controlamos y reducimos, el acné encuentre su hábitat ideal para reproducirse.

5-  Manchas en la piel

Las manchas son una consecuencia del descontrol que genera la hormona del estrés en nuestra piel, pueden aparecer en distintas partes del cuerpo y en diferentes tamaños. Estas suelen salir tras un largo periodo de tensión o estrés laboral y suelen ser diagnosticadas como otras enfermedades cutáneas.

6- Afecciones en la Tiroide o Hipertiroidismo

Si bien en los últimos años se ha hecho un gran avance sobre el conocimiento y tratamiento de las enfermedades que afectan la glándula tiroides, aun no se ha logrado desligar el estrés como un factor detonador.

Descubre: 7 ENFERMEDADES MAS COMUNES EN OFICINA

A pesar de esto, la glándula se ve afectada mayormente por los periodos prolongados de estrés o nerviosismo así que intenta llevar la vida con más calma. Es importante mantener un control de esta peligrosa enfermedad que puede afectar tu estética y tu salud.


Comentarios

Este artículo del blog no tiene comentarios.

Agrega tu comentario

TU COMENTARIO ES MUY IMPORTANTE: