Guía para el cuidado y mantenimiento de tu silla ergonómica

06 de Agosto del 2018

En la actualidad pasamos la mayor parte del día sentados en nuestra silla ergonómica y tras estas largas horas puede que algo de café caliente o algún liquido caiga en el tapizado de nuestra silla, pero no te alarmes, en esta oportunidad te mostraremos una guía para el cuidado y mantenimiento de tu silla de Cuero, Tela o Malla.

El cuidado de nuestra silla y mobiliario es una de las principales preocupaciones de muchos al momento de tener un “accidente” en nuestro sitio de trabajo y cómo puedes imaginar, limpiar sillas de oficina va a depender tanto del tipo de mancha que tengamos, cómo del tipo de tejido de la silla de oficina. Veamos cómo atender cada tipo de tapizado, así como los tipos de manchas.

¿Qué encontrarás en este artículo?

1.   Como lavar sillas de oficina de Tela con un procedimiento general
2.   Cómo limpiar una silla de oficina tapizada en tela – Por tipo de manchas
3.   Cómo cuidar y limpiar una silla de oficina tapizada en cuero
4.   Cómo limpiar una silla de oficina tapizada en malla

Como lavar sillas de oficina

De Tela con un procedimiento general

Partimos de la base, que cada composición tiene una característica específica, que puede ser tanto técnica como estética, sim embargo lo primero que tenemos que tener en cuenta a la hora de limpiar sillas de oficina tapizada en tela, es que, si la mancha se ha secado, hay que proceder a retirar cualquier sobrante. Se puede retirar con la mano y después es siempre aconsejable pasar un cepillo para eliminar los sobrantes más pequeños y que con la mano no podríamos hacerlo. Si utilizáramos un paño húmedo para limpiar, podríamos dejar más partes sobrantes en el tapizado, lo que dificultaría su limpieza.

En el siguiente paso, vamos a pasar la aspiradora sobre la mancha, de esta forma todas las partículas sueltas quedarán eliminadas de la silla de oficina. Existen en el mercado sprays de aire comprimido que también nos pueden ayudar con esta tarea de eliminar partículas incrustadas.

También te puede interesar: ¿Qué debe ofrecerte una silla ergonómica? 5 aspectos esenciales

 Por último, realizaremos una limpieza con un agente limpiador con PH neutro, recomendamos agua jabonosa para limpiar la silla de oficina. No os olvidéis de repasar las juntas bien para que no quede rastro de la suciedad. Es importante aclarar con agua limpia.

Cómo limpiar una silla de oficina tapizada en tela

– Por tipo de manchas

Aceite: lo mejor es tratar el tejido con un disolvente o con un agente fijador de color

Alcohol: si todavía está fresco, limpiar con vinagre casero y aclarar inmediatamente. Si la mancha está seca, tratar con un agente blanqueador oxidante.

Bolígrafo: tratar con un agente fijador del color.

Café: si está fresco, vinagre casero y aclarar inmediatamente. Si está seco, utilizar un blanqueador oxidante.

Cera para muebles: tratar con un agente fijador del color.

Chicle: tratar el tejido con un disolvente.

Chocolate o crema: si está fresco, lo mejor es jabón líquido para las manos y aclarar inmediatamente.

Grasa: tratar con un agente fijador del color.

Lápiz de labios: tratar con un disolvente

Leche, mantequilla, orina y sangre: limpiar sillas de oficina con jabón líquido para manos y aclarar inmediatamente con agua.

Té y vino: si la mancha está reciente, vinagre casero y aclarar inmediatamente, en cambio si la mancha ya está seca, tratar con un agente blanqueador oxidante.

Tinta y zumo de frutas: tratar con un agente fijador del color. En el caso de que sea de zumo, también se puede limpiar sillas de oficina con un agente blanqueador oxidante.

 

Cómo cuidar y limpiar una silla de oficina tapizada en cuero

Las ventajas de tener sillas o muebles con cuero son muchas. La tapicería de cuero es natural, duradera y atractiva; es un buen detalle en cualquier ambiente. El cuero también es uno de los pocos materiales que se ven mejor con el paso del tiempo: con el uso frecuente, va teniendo más brillo. Sin embargo, este material requiere cuidados muy delicados para que siempre se vea lo mejor posible. En este artículo, te explicamos todo sobre el cuidado del cuero y te damos consejos básicos para tu sofá y tus tapizados.

Cuidados Generales:

Pásale la aspiradora con un cepillo suave. Si usas mucho tu silla de cuero, y especialmente si tu piel tiene mucho contacto con el material, deberías hacer esto una vez por semana. La aspiradora quita las partículas de piel, el polvo y otros contaminantes que se acumulan sobre el cuero. Asegúrate de pasar bien la aspiradora por las costuras y las hendiduras del mueble, ya que ahí es donde se acumula más suciedad.

Pásale un trapo: Usa un trapo suave humedecido con agua tibia para limpiar el sofá todas las semanas, algo que debería ser parte de tu rutina básica para cuidar el cuero.

Aplica acondicionador para cueros: Ésta es una parte esencial de cualquier rutina para limpiar sofás de cuero. Al igual que con todos los productos de uso doméstico, lee la etiqueta del artículo de limpieza, pruébalo en un lugar poco visible primero para comprobar que no cause decoloración, protégete las manos y la cara, y después aplícalo generosamente en todo el sofá con la habitación bien ventilada.

Descubre: 15 Elementos que no pueden faltar en el escritorio de tu oficina

 

En caso de manchas o derrame de líquidos

ABSORBER Y NO FROTAR, Seca presionando un trapo sobre la mancha, no frotes la superficie. Ésta es la regla más importante cuando caen bebidas, tinta o algún otro líquido. Al frotarlo, el cuero puede perder el color o quedar manchado de forma permanente. Lo que te conviene hacer es absorberlo con un trapo húmedo.

USA UN LIMPIADOR ESPECIAL PARA CUERO. Si lo que se volcó manchó mucho el sofá, te va a ser muy útil. No te olvides de seguir las instrucciones del envase.

USA TAMBIÉN UN PRODUCTO CONSERVADOR PARA CUERO. Aplícalo sobre las superficies afectadas.

Cómo limpiar una silla de oficina

Tapizada en malla

La malla de nylon de alta calidad es uno de los mejores materiales que puedes elegir para tu silla ergonómica debido a que retiene muy poco polvo o mugre, además en el caso de los líquidos repele la mayoría de ellos evitando las manchas en la superficie.

Sin embargo, todo material con el paso del tiempo necesita una limpieza para una higiene correcta y en este sentido te mostraremos como mantener impecable tu silla de malla.

La malla es más fácil de limpiar en comparación con el cuero. Se puede limpiar con una aspiradora. No utilice rodillo o partes móviles, debido a que estos pueden dañar la malla. Se puede lavar con una solución de agua tibia y jabón en la malla. Si es necesario, póngase en contacto con el fabricante para ver si tienen alguna otra recomendación.


Comentarios

Este artículo del blog no tiene comentarios.

Agrega tu comentario

TU COMENTARIO ES MUY IMPORTANTE: