¿Qué debe ofrecerte una silla ergonómica? 5 aspectos esenciales

10 de Julio del 2017

Una silla ergonómica ideal para ti debe cumplir con una serie de características que se adapten a tu cuerpo. Aquí te presentamos las 5 principales.

Una silla de oficina debe cumplir con ciertos requisitos para que el trabajador se sienta cómodo en la oficina y puede cumplir con sus tareas diarias de manera cómoda. Por otro lado, en la actualidad pasamos más horas dentro de la oficina que en nuestros hogares, por eso debemos considerar con importancia la elección de esta.

Es por eso que te mostraremos 5 aspectos esenciales que debe ofrecerte una silla ergonómica.

  1. ¿Qué es la ergonomía?

  2. 5 aspectos esenciales que una silla ergonómica debe brindarte

¿Qué es la ergonomía?

Probablemente debes haber escuchado de los múltiples beneficios que tiene el usar mobiliario ergonómico, pero para entenderlo en principio debemos conocer que la ergonomía es una ciencia que estudia la relación de los objetos de nuestro entorno y nuestro cuerpo. Adicionalmente contempla elementos no tangibles como el clima laboral y la relación con los compañeros.

MEJORA TU POSTURA Y OLVIDA EL DOLOR CERVICAL

 

La ergonomía abarca muchos conocimientos científicos que se enfocan en el diseño de lugares de trabajo como oficinas y salas. Además, busca conocer cuáles son los puntos más importantes para diseñar accesorios como sillas de oficina y el resto del mobiliario.

Las sillas ergonómicas son adaptables y personalizables, ajustadas a las exigencias individuales de cada persona y otros muebles de oficina garantizando comodidad y mayor productividad, estas están divididas en cuatro categorías: sillas Deluxe, Gerenciales, Operativas y de visita.

 5 aspectos esenciales que una silla ergonómica debe brindarte

ASIENTO: Es importante que sea regulable en altura, porque así podremos revisar y ajustar nuestra posición con respecto a la altura del escritorio.  Si es demasiado alta, forzaremos a nuestras vertebras y músculos de la parte dorsal. Además, el asiento debe ser lo suficientemente ancho para que podamos sentarnos bien en la parte central y haya espacio alrededor. Por último, la parte delantera del asiento  de una silla ergonómica debe estar inclinada hacia abajo para que no dificulte la circulación de las piernas.

Conoce: ¿CÓMO PREVENIR LOS DOLORES DE ESPALDA EN LA OFICINA?

 

 

 ESPALDAR:  Otra parte fundamental al momento de elegir una silla ergonómica, el espaldar debe permitir que el tronco permanezca erguida mientras trabajamos y que nos mantenga en un plano cerca del área de trabajo, manteniendo la cabeza y el cuello de manera recta. Además, la altura de este debe llegar como mínimo hasta la zona de los omoplatos y que no sea muy ancho para evitar incomodidad a nuestros brazos.

ESTABLE:  Es decir, que debe mantener una posición que no se cambie fácilmente. Las sillas ergonómicas deben tener unas cinco patas con sus ruedas respectivamente, así permitirá un mejor manejo de la silla.

 

 DISPOSITIVOS DE AJUSTE: Los mandos de regulación deben ser cómodos y sencillos de manejar desde nuestra posición sentada. Los dispositivos que debe tener son para el ángulo y altura del asiento, inclinación y altura del respaldo, ángulo de los reposabrazos y por último, el ajuste lumbar. Esto es primordial en una silla ergonómica.

REPOSABRAZOS:  Al igual que el asiento, los reposabrazos se convierten en pieza importante de nuestra silla de oficina, porque aquí descansan nuestros. Su función es ayudar a pararnos de una manera más cómoda, estos deben ser planos, con las puntas curvadas y acolchados. Además, deben regulables en altura para no incomodar la mesa del escritorio y para que nuestros brazos puedan coger la silla fácilmente y aproximarse al plano de trabajo rápidamente.

Comentarios

Este artículo del blog no tiene comentarios.

Agrega tu comentario

TU COMENTARIO ES MUY IMPORTANTE: